Relato de caza, Amante de una pasión

Cada día tengo más claro que la caza es una pasión, un sentimiento que se lleva dentro y que solamente algunos logramos poderlo entender.

Anoche la soledad me hacía sentir pequeña ante ese gran paraíso repleto de animaluchos que corretean disfrutando de su libertad. Lo que algunos no saben es que están siendo ansiosamente esperados. Las horas pasan y parece que esta noche no hay suerte, ya casi es hora de ir yéndose a dormir… “crack” una rama parte, ¿Qué habrá sido? ¿Un conejo, una zorra o mi gran deseo?.

Escucho con atención… “crack, crack, crack” más pasitos cortos y decididos. Creo k es mi gran deseo. No hace aire ninguno, por lo que permanezco inmóvil para que mi presencia pase inadvertida. Cada vez está más cerca, de vez en cuando “bufa” manifestando su presencia. Cauteloso, decide hacerse con la cena de esa noche. Yo observo inmóvil, con el corazón a mil, con las emociones y sensaciones en todo su máximo apogeo.

Lo veo comer tranquilo, está en su lugar y todo parece en orden, pero un levantamiento de cabeza para asegurarse es el último movimiento que logra realizar esa noche… Otra noche en la que salgo con la victoria, he vuelto a ganar y a saber estar, lo he conseguido, es mío y yo soy amante de ésta pasión.

Relato enviado por María Moreno

Si te gusta la caza, te gusta mundodecaza, síguenos a través de este enlace desde nuestra página de Facebook

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia como usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR